Sambo Andresote, el único Pirata Venezolano

Sambo Andresote, el único Pirata Venezolano

(08/03/2017)

Andresote, el defensor de los indios

Cruz Enrique Otero Duno*
-Cronista del Municipio Silva-

     Las áreas montañosas y costeras comprendidas entre los ríos Yaracuy, Aroa y Tocuyo se vieron influenciadas por la presencia de un personaje, a quienes los vecinos identificaban como Andresote, cuyo nombre era Juan Andrés López del Rosario. 
     Andresote era de porte robusto, alta estatura, valiente y de carácter rudo para el trabajo.
     Nació en Valencia el año de 1699. Era hijo de un negro que fue traído de Guinea y una india criolla que permanecían en calidad de esclavos en una hacienda de café y cacao, propiedad de un portugués de apellido Da Silva, ubicada en los valles de Yagua.
     En 1730, en compañía de su mujer llamada Josefa y un hermano de nombre José Francisco, llegó a los predios de Morón para luego irse hacia los valles del río Aroa. Allí dio inicio a una feroz lucha contra los representantes de la corona española, quienes mantenían asediados a los indios nativos y se dedicaban a robarles sus pertenencias y plantaciones.
     El zambo se enfureció cuando los españoles instalaron un centro de acopio de la Compañía Guipuzcoana en la desembocadura del río Aroa. Los productos concentrados allí fueron café, cacao, maíz, caña de azúcar, plátanos, cambures, naranjas, limones, algodón y cueros.  Fue cuando el zambo logró persuadir a los miembros de los cuatro cumbes instalados en la zona, al igual que a los negros ubicados entre las márgenes del río Aroa y los nativos que residían en las zonas comprendidas entre Morón, Urama y Canoabito para que evitaran ser saqueados.
     El trabajo de Andresote fue defender las pertenencias y productos comercializados de manera libre pero clandestina por los comerciantes y hacendados. A su vez estableció el sistema de trueque recibiendo a cambio productos textiles, calzados, jabones y armas de guerra. Por todo ello luchó contra los preceptos de la Compañía Guipuzcoana logrando por vez primera en la zona emprender, con un gran número de negros e indios ciparicotes, arawuacos y jiraharas, una guerra de guerrillas contra varios españoles. 
   
 Pág 2
     Las luchas de Andrés le llevaron a derrotar a Luis Lovera, Juan Romualdo de Guevara y Luis Arias Altamirano en los predios de Boca de Yaracuy el día 31 de julio de 1731.
     Andresote viajó de comarca en comarca para persuadir a los negros e indios de que no se dejaran manipular ni vencer de los españoles. Fue sabio al mantener relaciones con las partes; es decir con los nativos e intrusos, ya que así conocía o descubría de inmediato las pretensiones de los que deseaban mantener el comercio de manera clandestina.
     En Riecito, ámbito perteneciente al cantón de Costa Arriba,  Andresote mantenía residencia, comarca y pertrechos. De allí le era fácil abordar  embarcaciones en el río Tocuyo para dirigirse a la desembocadura y vigilar los alrededores para evitar la llegada de funcionarios regios.
     Un día Andresote se enteró de la presencia de un gran número de funcionarios pertenecientes a la capitanía general de Venezuela, quienes venían fuertemente  apertrechados y listos para exterminarlo; pero el valeroso zambo de inmediato se preparó para emprender la huida tomando el rumbo hacia Chichiriviche donde abordó, junto a sus partidarios, una balandra que lo trasladó hasta Curazao, donde poseía sinceras amistades y gozaba del apoyo del gobernador de la isla. A partir de ese momento no se supo la suerte que corrió el zambo Andresote, el defensor de los indios.
*
_________

Volver a Noticias